El Teatro conjuga la acción dramática, la danza, el canto y la música. Para ello cuenta con dos espacios de gran calidad técnica y acústica: el Teatro de Prosa y el Teatro Lírico. Se trata de ámbitos creados para las realizaciones artísticas y el pensamiento en sus más variadas manifestaciones, por ende, para la expresión de la diversidad y la pluralidad.

En este sentido, no son sólo espacios para la producción y realización escénica de manifestaciones artísticas de alta calidad, sino que además se transforman en usinas generadoras de políticas culturales. El Teatro busca poner al alcance de todos los misioneros la promoción de la cultura en todas sus variantes, potenciando así el conocimiento y el saber.